Los padres y madres de la parroquia están invitados a formar parte de esta comunidad que les ofrece una valiosa ayuda en la difícil tarea de la educación de sus hijos. Se trata de una verdadera red de apoyo que a través del consejo de profesionales de la educación y el diálogo e intercambio de criterios y experiencias, ayuda a los padres a afrontar los retos de la educación de los niños, adolescentes y jóvenes.