La ley 27/2014 de 27 de noviembre del Impuesto sobre Sociedades, incluyó una importante modificación del régimen de donativos desgravables, que modificó la Ley 49/2002 de 23 de diciembre, de régimen fiscal de las entidades sin fines lucrativos y de los incentivos fiscales al mecenazgo.

La reforma establece, para los donativos de personas físicas el siguiente régimen:

  • Los primeros 150 euros donados por el contribuyente tendrán una desgravación del 75%.
  • El resto del donativo desgravará un 30%, salvo en el caso de los donativos recurrentes durante más de 2 años por importe igual o superior realizados a la misma entidad, que desgravarán un 35% en el exceso sobre los 150 €.

La deducción autonómica del 15% no es aplicable a los donativos entregados a la Iglesia Católica.

En resumen, los donativos a la Iglesia Católica están bonificados con una importante desgravación fiscal: 75% de la cantidad donada, si no pasa de 150 €. Hasta esa cantidad, de cada 4 € que Ud. done a la Iglesia, recuperará 3 € en la Declaración de la Renta. A partir de 150 € de donativo anual, la desgravación es del 30% (del 35% si el donativo se repite durante más de dos años). Para beneficiarse de esta desgravación, es necesario que cuando nos haga llegar su donativo de la forma que sea, nos indique su nombre, dos apellidos y NIF, para que nosotros podamos declarar su donativo a la Agencia Tributaria.

Si Ud. quiere hacer su donativo a la parroquia mediante transferencia bancaria, ya sea puntual o periódica, puede hacerlo a favor de la siguiente cuenta corriente del Banco Santander:

 

ES26 0075 0248 6106 0654 5831
Titular: Diócesis de Getafe

 

También puede hacernos llegar su donativo a través de PayPal, pinchando en el siguiente enlace:

 

Si quiere ayudar la parroquia con un recibo domiciliado que la parroquia cargará en su cuenta corriente todos los meses (entre el día 5 y el día 10 de cada mes) por el importe que Ud. quiera donar mensualmente, descargue e imprima este formulario. Rellene y firme las dos copias y entregue (o envíe por correo postal o escaneada por correo electrónico) una a la parroquia y otra a su banco o caja.

Muchas gracias por su generosidad.