Media hora antes de cada misa.